Inicio / Industria / Volkswagen cierra su semana “negra” con un nuevo presidente tras hundirse en Bolsa

Volkswagen cierra su semana “negra” con un nuevo presidente tras hundirse en Bolsa

El Grupo Volkswagen ha cerrado la peor semana de su historia, en la que ha perdido en bolsa 21.820 millones de euros, tras reconocer que ha alterado los datos de emisiones de casi medio millón de vehículos diésel en Estados Unidos, lo que le ha costado el puesto al hasta ahora presidente Martin Winterkorn.

Volkswagen
Imagen de archivo datada en abril del expresidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, en Hanover, Alemania.EFE/Julian Stratenschulte

El viernes 18 de septiembre se conocía que 5 millones de unidades de la marca Volkswagen también están afectados en todo el mundo. Ahora falta saber cuántos podrían tener las otras marcas del grupo como Audi, Seat y Skoda.

El que se denomina caso Volkswagen comenzó el pasado viernes 18 de septiembre, cuando la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de EEUU y el estado de California acusaron a Volkswagen y Audi de falsear las emisiones de algunos de sus vehículos por lo que se ordenó la llamada a revisión de 482.000 automóviles.

La EPA acusó al Grupo Volkswagen de emplear un software que detecta cuándo el vehículo está siendo examinado para comprobar que cumple las regulaciones sobre emisiones y bajar éstas para cumplir los límites establecidos.

Volkswagen
El expresidente de Volkswagen, Martin Winterkorn. EFE/Julian Stratenschulte

El software falseaba los datos de las emisiones contaminantes al detectar el control, que luego volvían a subir (entre un 20 y un 40 %, dependiendo del modelo) cuando volvía a la carretera.

Según la EPA, los modelos afectados de la marca Volkswagen son el Jetta (2009 a 2015), Beetle (2009 a 2015), Golf (2009 a 2015) y Passat (2014 a 2015); y de la marca Audi el A3 (2009 A 2015).

Ese viernes empezó el castigo en bolsa y el Grupo Volkswagen se dejó en el parqué de Fráncfort un 3,22 %. Ese día la capitalización del Grupo ascendía a 64.382,7 millones, con un precio por acción de 162,42 euros.

El lunes 21 de septiembre los inversores le hicieron perder un 18,60 %, el mayor desplome en la Bolsa de Fráncfort en los últimos 6 años pagando sobre el parqué el caso y tras anunciar que dejaba de vender automóviles diésel TDI de cuatro cilindros en EEUU, que eran los manipulados mediante software.

Volkswagen Matthias Muller
El recién nombrado presidente del grupo Volkswagen y expresidente del productor de deportivos Porsche, Matthias Müller, durante la rueda de prensa celebrada en Wolfsburgo, Alemania, el 25 de septiembre de 2015. EFE/Julian Stratenschulte

Las bajadas bursátiles afectaron también a otros grupos automovilísticos alemanes como BMW o Daimler, así como al fabricante de neumáticos Continental. En total la Bolsa de Fráncfort perdió unos 15.000 millones en capitalización, de los que 12.000 fueron imputables a Volkswagen.

La razón fue que se conoció que la multa a la que se podría enfrentar Volkswagen en EEUU ascendería a 18.000 millones de dólares (unos 16.000 millones de euros), cuando en 2014 el beneficio neto del grupo fue de 11.000 millones de euros.

Los estados miembros y la Comisión Europea empezaron a pedir aclaraciones y el Consejo de supervisión de Volkswagen anunció que se reuniría el miércoles 23 para abordar la crisis.

El martes 22 el desplome en Bolsa fue mayor, del 19,82 %, y el todavía presidente del Grupo, Martin Winterkorn, tuvo que sacar un comunicado en el que lamentó haber roto la confianza de los clientes, mientras que la compañía provisionaba 6.500 millones de euros de sus cuentas del tercer trimestre para hacer frente a las posibles reclamaciones y multas en EEUU.

Volkswagen escándalo
Logo de Volkswagen reflejado en el agua en la planta de la misma empresa en Wolfsburgo (Alemania). EFE/Julian Stratenschulte

Francia y Alemania anunciaron investigaciones sobre el escándalo para comprobar si el fraude es extensible a Europa.

El miércoles fue un día clave para el fabricante alemán. Winterkorn presentó la dimisión y subió en Bolsa un 5,19 %.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, pidió esa jornada explicaciones al Grupo y habló, como otros gobernantes europeos, de 11 millones de vehículos “afectados” en todo el mundo.

El motor en discordia es el 2.0 TDI, de la familia EA 189, que es el que propulsa a esas 11 millones de unidades, lo que no significa, hasta que el Grupo automovilístico diga lo contrario, que todos llevan el famoso software.

Motor diesel Volkswagen
Motor diésel de un Volkswagen Golf 2.0 TDI en un taller en Fráncfort (Alemania).EFE/Patrick Pleul

El jueves, el primer fabricante del mundo de automóviles encadenó el segundo día al alza en el parqué alemán, al apuntarse una subida del 0,58 %; y se empezó a hablar del presidente de Porsche, Matthias Müller, como sustituto de Winterkorn.

Además, Seat se situó en el centro del huracán en España al informar de que había montado en sus modelos motores de la familia EA 189, pero sin poder precisar la cifra exacta.

La sesión de hoy ha supuesto para el Grupo Volkswagen un nuevo castigo, ya que ha perdido un 4,32 %, con lo que la acción se ha situado en 107,3 euros y la capitalización en 42.563 millones, 21.819,7 millones menos que el pasado 18 de septiembre.

Ahora le toca enderezar la situación al nuevo presidente del Grupo, Müller, que esta tarde ha sido elegido para el cargo por el Consejo de Supervisión del Grupo.

EFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOR (No Ratings Yet)
EFEMOTORLoading...