Inicio / Industria / Las ventas de Citroën en España superarán este año las 100.000 unidades

Las ventas de Citroën en España superarán este año las 100.000 unidades

La marca francesa Citroën prevé superar los 100.000 vehículos vendidos en España en 2018 y registrar aproximadamente 105.000 unidades, una cifra que no alcanzaba desde 2010.

Citroën C5 Aircross ventas
Vista delantera del Citroën C5 Aircross

En un encuentro con la prensa, el director general de Citroën para España y Portugal, Pablo Puey, ha subrayado que en Citroën no alcanzaban los 100.000 coches vendidos desde 2010 y esto supone un “hito intramarca” para España, que representa su tercer mercado a nivel mundial.

En concreto, con datos de octubre, Citroën ha vendido 88.000 unidades en España, superada solo por China (100.000) y Francia (241.300), por lo que el responsable de la marca ha hecho hincapié en la importancia que tiene el país para Citroën y el “buen momento” que vive la marca en el mercado español.

Cuota de mercado de Citroën en España

Su cuota de mercado en Europa se sitúa -con datos de octubre- del 6,7 %, 0,06 puntos por encima del año pasado, con lo que se posiciona también en tercer puesto por debajo de Francia (10,9 %) y Portugal (7 %).

De hecho, en la marca esperan cerrar 2018 con una cuota del 6,9 % y que ésta crezca hasta el 7,4 % o el 7,5 % en 2019 en un “mercado razonablemente estable”, ha añadido Puey.

De esos cerca de 100.000 coches, Citroën prevé vender 19.500 del C3, 11.500 del SUV compacto C3 Aircross, 10.000 del C4 Cactus y 20.000 del Berlingo.

Los últimos tres modelos se fabrican en España, donde se producen en concreto el C3 Aircross, el C4 Cactus, el C-Elysée, el C4 Spacetourer y el Berlingo.

Citroën ha vendido en España 40.000 unidades del C3 desde su lanzamiento en 2016, el 75 % de ellos bitono y el 74 % con Airbumps; y 14.000 del C3 Aircross (120.000 en todo el mundo), el 75 % de ellos en los niveles más altos de acabado.

En España también han matriculado 8.300 unidades del C4 Cactus desde marzo de este año (50.000 globalmente), el 53 % con el nivel más alto de acabado.

Por otra parte, Puey ha explicado que la rentabilidad de los concesionarios este año será de 0,6 %, aunque consideran que llegaría al 1 % si no se tiene en cuenta los concesionarios con peor rendimiento, que suponen el 10 % de los 120 centros con los que cuentan y a los que le han enviado “llamadas de atención”.

Nuevo Citroën C4 Cactus
Nuevo Citroën C4 Cactus. Foto Citroën

Según ha señalado Puey, la marca está haciendo un “trabajo importante con la red” y se están concentrando en la “dispersión”.

La red se encuentra inmersa además en un proceso de renovación de imagen que esperan que termine el año que viene.

Puey ha explicado que la marca ha tenido como objetivo lanzar un coche importante por año y en 2018 han lanzado tanto el nuevo C4 Cactus como el Berlingo, que están marcando “la senda del crecimiento” de la marca.

En 2019, además, Citroën lanzará su SUV grande C5 Aircross, que contará con una versión híbrida enchufable.

“Pasa de todo en el mundo del automóvil”, pero Citroën venderá este año 100.000 unidades, ha subrayado Puey.

La necesidad de un plan de achatarramiento

De hecho, Puey ha afirmado que “sería interesante y necesario un plan de achatarramiento, más allá de una ayuda sesgada a un universo de vehículos (eléctricos) con escasa oferta y que no tiene la tecnología madura”.

Respecto a las medidas de prohibición de la venta de vehículos que emitan CO2 en 2040 y de su circulación en 2050 anunciadas por el Gobierno, ha señalado que esa fecha para ellos no parece que vaya a ser problemática.

Sin embargo, según Puey, las restricciones de Madrid Central -teniendo en cuenta la cifra actual de eléctricos en el mercado- sí le han parecido “decisiones demasiado anticipadas a los tiempos”, y ha opinado que el sector tiene “la obligación” de informar correctamente a las personas de cuáles son los verdaderos problemas, que no son los coches diésel, sino los antiguos, como ha explicado la patronal de fabricantes Anfac.

Citroën SpaceTourer. Foto PSA.
Citroën SpaceTourer. Foto PSA.

“Demonizar al diésel tiene un cierto grado de superficialidad”, aunque el sector tiene una “responsabilidad conjunta” de informar bien a los clientes, ha subrayado.

Además, aunque “el diésel tiene todavía varios años para seguir siendo una alternativa”, hay una normativa europea y la marca se adecuará “como sea” en el futuro, ha añadido Puey.

En su opinión, en la marca se tendrán que adecuar a los tiempos, “acelerar los cambios tecnológicos y trabajar en las infraestructuras”, aunque ante “un cambio brutal y radical”, habrá que ver si todos los fabricantes se pueden adecuar.

En opinión del responsable de la marca gala para España y Portugal, hay que ser muy delicados en cuanto a la opinión pública ante las “precipitaciones” de algunas medidas.

Aún así, 2018 ha sido un buen año para Citroën, ya que superarán los 100.000 vehículos vendidos, una cifra que no alcanzaban desde 2010, ha incidido Puey.

Aunque la oferta de vehículos eléctricos “no es la que tendría que haber, aunque las decisiones del Gobierno no sean las acertadas, a nosotros nos va bien y estamos contentos”, ha apuntado.

EFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOR (No Ratings Yet)
EFEMOTORLoading...