Inicio / Pruebas / Skoda Karoq 2.0 TDI 4X4 Style: la modernización del Yeti

Skoda Karoq 2.0 TDI 4X4 Style: la modernización del Yeti

El Yeti, el todoterreno pequeño de Skoda que estuvo a la venta hasta el año pasado, ha sido sustituido por un alumno muy aventajado, el Karoq.

Skoda Karoq
Skoda Karoq (vista tres cuartos delantera). Foto Skoda

El nuevo SUV compacto de Skoda (que mide 4,38 metros de largo frente a los 4,22 metros del Yeti) es el “hermano” pequeño del Kodiaq (4,77 metros).

Sus semejanzas con éste en cuanto a su imagen exterior son claramente apreciables, lo que ha llegado a confundir a algún interesado en el vehículo cuando lo ha visto de frente y se ha acercado a preguntarnos.

Si el Kodiaq ha sido la primera experiencia de la marca en el mundo SUV de los vehículos grandes de siete plazas, el Karoq ha venido a refrendar el buen hacer de la marca checa en el segmento de los compactos.

Con el Karoq, Skoda, por el momento, completa su ofensiva en SUV, aunque es posible que no tarde mucho en incorporar un nuevo miembro, ya que el segmento inmediatamente por debajo es el que más ha crecido últimamente y donde más novedades están apareciendo.

Pero independientemente de que esto suceda, es el momento de centrarnos en el Karoq. Su nombre procede del lenguaje que emplea una tribu de indígenas que vive en la costa sur de Alaska (Estados Unidos), los Alutiiq, que también han sido la inspiración para el Kodiaq.

En la lengua de los Alutiiq coche se dice “Kaa’raq” y flecha -que es el elemento central del logo de Skoda y representa el dinamismo de la marca- es “Ruq”. De la unión de ambas palabras surge Karoq.

La búsqueda de un nombre más original y que empezara con K, como el del Kodiaq, es lo que ha llevado a Skoda a no mantener el de Yeti para la que se podría considerar como su segunda generación.

Motores

Los cambios, además de a la nomenclatura y al diseño interior y exterior, también han afectado a la gama de motores con los que puede elegirse el Karoq.

Skoda Karoq (silueta)
Skoda Karoq (silueta), Foto Skoda

En diésel actualmente las opciones son dos (1.6 de 115 CV y 2.0 de 150 CV) y en gasolina otras tantas con igual potencia, pero distinta cilindrada (1.0 de 115 CV y 1.5 de 150 CV).

Lo que se mantiene es la posibilidad de escoger el vehículo con tracción delantera (4×2) o a las cuatro ruedas (4×4), así como cambiar la caja manual de serie de seis velocidades por una automática DSG de doble embrague de siete relaciones.

La unidad probada por Efe es con la motorización de gasóleo de 150 CV, la caja manual de seis relaciones, la transmisión 4×4 y el acabado Style (por debajo se sitúa el Ambition).

Este motor mueve con total solvencia la tonelada y media que pesa el vehículo en vacío. Empuja bien desde abajo gracias a que el par máximo del motor empieza a estar disponible en el entorno de las 1.800 rpm.

Esto es de agradecer en la conducción por ciudad y municipios de tamaño medio-grande, donde las constantes paradas y arranques, además de las plazoletas, exigen utilizar la palanca de cambios, que tiene un engranaje satisfactorio.

Las medidas compactas del Karoq (1,84 metros de ancho y 1,60 metros de alto) le hacen muy manejable en las urbes y en los aparcamientos subterráneos, donde un radio de giro de poco más de diez metros contribuye a hacer más fáciles las maniobras.

El 2 litros diésel de la unidad analizada tiene un consumo mixto homologado por la marca de 5 l/100 km, que en la prueba realizada se ha aproximado a los 7.

Esto se ha debido a que se ha jugado con los diferentes modos de conducción con los que cuenta (Eco, Normal, Sport, Individual y Nieve) y que influyen en el gasto del vehículo.

Skoda Karoq
Skoda Karoq (visión tres cuartos trasera). Foto Skoda

Mientras que, si se opta por el Eco, el gasto de combustible puede quedar solo un litro por encima de lo homologado, en los otros dos siguientes (especialmente en el Sport) se puede sumar otro litro más de consumo, lo que tampoco es exagerado para un SUV, cuyo peso y resistencia es mayor que la de un turismo de medidas similares.

Su dinámica de marcha es muy confortable en carretera, donde la amortiguación hace bien su trabajo y se adapta al terreno sin rebotes secos al pasaje.

En el paso rápido por curva sí se aprecian ligeramente los trasvases de peso y los cambios de apoyo de la carrocería, como es lógico en los vehículos con un centro de gravedad más alto.

Llega con facilidad a los límites legales en vías rápidas, donde le es fácil mantener velocidades de crucero superiores sin problemas y con total tranquilidad para el pasaje por la estabilidad que transmite el vehículo.

Interior

En el interior no se nota el traqueteo típico del motor diésel, que tampoco transmite vibraciones a los pedales o a la palanca de cambios.

La sensación que transmite es moderna y de calidad, con plásticos mullidos que presentan buenos ajustes. Todo lo que queda a mano al conductor, que dispone de un puesto elevado desde el que controlar la marcha.

Detrás el espacio también es suficiente para dos adultos y un menor, que, para comodidad de los otros dos, deberá ir en la plaza del medio para que no haya apreturas.

El espacio para las rodillas, aún con un conductor de más de 1,80 metros de altura, es amplio.

Skoda Karoq
Skoda Karoq (interior). Foto Skoda

El maletero, con capacidad para 521 litros, presenta unas formas regulares que le hacen muy aprovechable y cuenta con una zona reservada para la rueda de repuesto.

La bandeja que cubre el equipaje se retira cuando se abre el portón, lo que representa una de las habituales soluciones “simply clever” de los Skoda.

En definitiva el Karoq es buen producto, que llega a un segmento, el de los C-SUV, con grandes competidores y con un líder claro, el Nissan Qasqhai.

Tecnología -con diferentes asistentes a la conducción y un sistema de infoentretenimiento con conectividad y navegación- diseño y calidad le colocan a la altura de sus “enemigos”.

Por precio (sin incluir descuentos) está en la zona media de la tabla, por lo que es similar al de algunos otros modelos de las marcas generalistas y está por debajo del de los denominados premium.

Una ventaja a destacar es que cuenta con un botón off road que le permite hacer excursiones fuera del asfalto.

EFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOR (No Ratings Yet)
EFEMOTORLoading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies