Inicio / Tecnología / Los ingenieros de Porsche curvan la capota del 911 Cabriolet para que parezca el Coupé

Los ingenieros de Porsche curvan la capota del 911 Cabriolet para que parezca el Coupé

La capota de tela del nuevo Porsche 911 Cabriolet tiene forma curvada, lo que ha permitido a los ingenieros que la han desarrollado darle al techo de este descapotable una forma parecida al del 911 Coupé.

Porsche 911 Cabriolet
Vista trasera del Porsche 911 Cabriolet

Según ha explicado este jueves el fabricante alemán de deportivos, esta forma curvada del Porsche 911 Cabriolet era, hasta la fecha, imposible de conseguir en una capota de lona.

Porsche asegura que lo ha conseguido con cuatro segmentos individuales de magnesio que encajan perfectamente formando una superficie rígida.

Los cuatro elementos son el marco delantero, dos paneles curvados y la ventana trasera.

Todas las piezas de magnesio están conectadas de forma cinemática, por lo que es necesario un solo cilindro hidráulico en cada lado para mover la capota, que se puede plegar y desplegar en unos doce segundos y hasta una velocidad de 50 km/h.

La capota del Porsche 911 Cabriolet ocupa poco espacio y se integra perfectamente

Para bloquear el mecanismo, Porsche ha optado por el sistema de cierre central eléctrico apoyado por pasadores de guía laterales.

No hay conexión fija entre los paneles curvados y la capota de lona, por lo que los cuatro segmentos de magnesio pueden plegarse uno sobre otro en un movimiento con forma de Z.

Este diseño único requiere, según Porsche, muy poco espacio de almacenamiento, porque el conjunto plegado de la capota (que se compone de la parte de tela, el marco, los paneles curvados y la ventana trasera) ocupa 23 centímetros de altura y 55 de longitud.

Mientras que la sección frontal de la capota permanece visible en la posición de techo abierto, el compartimento donde se guarda cubre la zona trasera.

Toda la superficie de lona exterior está forrada con una capa aislante, por lo que, cuando se opta por llevar la capota puesta, los ocupantes del vehículo tienen un confort climático y acústico muy similar al del Coupé, según el fabricante.

Porsche 911 Cabriolet
Vista lateral del Porsche 911 Cabriolet. Foto Porsche

El deflector está integrado y el sistema antivuelco da rigidez a la carrocería

A esto también contribuye el que el 911 descapotable equipa un deflector integrado de accionamiento eléctrico (puede abrir y cerrarse hasta 120 km/h), lo que garantiza que no se produzcan turbulencias de aire en el interior del vehículo a grandes velocidades.

Va asegurado en un aro de soporte con forma de U, que queda integrado en la parte trasera cuando se baja y no resta espacio a los asientos de atrás.

Para proteger a los ocupantes, el 911 Cabriolet monta un sistema antivuelco automático, que está compuesto por un bastidor autoportante hecho de secciones soldadas de aluminio extruido de alta resistencia.

Este diseño y componentes permite que se use también como refuerzo para la carrocería, mejorando así la rigidez torsional de la versión descapotable del 911

EFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOR (1 votes, average: 5,00 out of 5)
EFEMOTORLoading...