Inicio / Novedades / El Clubman de Mini adopta un porte más señorial y el Countryman más deportivo

El Clubman de Mini adopta un porte más señorial y el Countryman más deportivo

El bestseller de Mini en España, el Clubman, cuenta con una nueva edición especial que le da un porte más señorial, mientras que el Countryman ha recibido otra con un enfoque más deportivo dentro de la actualización de la gama 2018.

Ediciones especiales Mini Countryman y Clubman
Ediciones especiales Mini Countryman y Clubman

Mini, dentro de su actualización de gama para 2018, ha lanzado las ediciones especiales Brick Lane para el Countryman y Hyde Park para el Clubman.

La Brick Lane busca dar un aire más deportivo al Countryman y se caracteriza por las lunas traseras tintadas en negro, color que se repite en los raíles del techo y en las llantas de aleación de 18 pulgadas.

También forman parte de su equipamiento de serie los faros de LED, el paquete exterior ALL 4 (de la versión más off road), el sistema de aparcamiento trasero PDC, el reposabrazos delantero y el revestimiento interior en color antracita.

El Clubman estrena imagen más elegante y señorial

Por su parte, la edición Hyde Park (se puede elegir en cinco colores)  del Mini  Clubman se reconoce exteriormente por que el techo y los retrovisores van pintados en plateado, por unas llantas exclusivas de 18 pulgadas y por los faros LED.

También porque de fábrica monta los sistemas de aparcamiento delantero y trasero con asistente, el climatizador bizona, el revestimiento interior en color antracita y el paquete Mini Connected Navigation.

Ambas ediciones suponen un ahorro (de 1.300 euros en el Clubman y de 900 en el Countryman) respecto a si cliente decidiese equipar al coche con todos esos elementos por separado de la marca.

Las carrocerías de 3 y 5 puertas y la cabrio también reciben mejoras

Además, Mini ha aprovechado para introducir una serie de cambios a sus carrocerías de 3 y 5 puertas, así como al cabrio.

Exteriormente, las modificaciones afectan a los nuevos faros delanteros Led, a las ópticas traseras (con pueden llevar la bandera Union Jack) y al logo Mini, ahora en 2D en vez de en 3D.

También se amplía la gama de colores y las terminaciones de las molduras, que pueden personalizarse. Se eligen a través de la página web de la filial en España, donde se paga y se da una dirección de envío.

Por lo que respecta a los equipamientos de serie, éstos se han incrementado.

Mini cabrio con la capota plegada
Mini cabrio con la capota plegada

En el One First son ahora de serie los sensores de lluvia y luces, el ordenador de a bordo con pantalla de 6,5 pulgadas (incluye bluetooh y audiostreaming) y el volante multifunción.

El One/One D añade además el control de crucero, el Cooper/Cooper D las luces LED delanteras y los antinieblas de LED, el Cooper S/Cooper SD el paquete Media Connected, el sensor de parking trasero, los modos de conducción Mini Driving Modes, el reposabrazos delantero y la preparación para poderlo compartir con otros usuarios.

Se les puede añadir caja automática de doble embrague de siete relaciones (en los Cooper SD y JWC es de convertidor de par con 8 velocidades).

Mini quiere acabar 2018 con 13.000 matriculaciones, un nuevo récord

Mini acabará 2018 con 13.000 matriculaciones en España, lo que supondrá registrar un nuevo récord de ventas, después de que en 2017 sumase 12.452.

El dato lo ha facilitado hoy el director general de Mini España, Juan Pablo Madrigal, en la presentación de la gama 2018 del fabricante de vehículos británico.

Según ha explicado, Mini ha tenido un primer semestre “muy positivo” en España, donde ha vendido 6.923 unidades, el 2,5 % más que en el mismo período de 2017.

Aunque ha dicho que no puede parecer mucho, ha puesto en valor dicha alza ya que -ha reiterado- 2017 fue ya un año récord para Mini.

El 33,6 % de las unidades matriculadas ha correspondido al modelo Countryman, el 30,9 % al 5 puertas, el 17,4 % al 3 puertas, el 12,8 % al Cabrio y el 5,3 % al Clubman.

La gama Mini ya cumple con el protocolo de emisiones y de consumo WLTP

Otro dato que ha destacado es que, de su primer híbrido enchufable, el Mini Countryman Cooper SE ALL4 PHEV, han matriculado de enero a junio 834 unidades, de las que 296 (el 35,4 %) han sido en el sexto mes del año.

Es un coche que “está dando alegrías” a la marca, puesto que, sino se tienen en cuenta las ventas a empresas de alquiler, ocupa el segundo puesto tras el Mitsubishi Outlander, del que ha dicho que el objetivo es superarlo.

En enero de esta año Mini comercializó 42 unidades del Countryman Cooper SE ALL4 PHEV, que pasaron a 85 en febrero, a 130 en marzo, a 135 en abril, a 146 en mayo y a 296 en junio.

Madrigal ha precisado que en abril y mayo la evolución de su ventas ha sido un tanto plana, ya que se ha adaptado el coche a la nueva normativa de emisiones y consumo WLTP.

Actualmente, toda la gama de motores de Mini cumple el WLTP. “Estamos muy orgullosos de que toda la gama Mini producida a partir de julio ya cumpla con la WLTP”, ha resaltado Madrigal, quien ha reconocido que ha sido un proceso costoso.

 

EFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOR (2 votes, average: 5,00 out of 5)
EFEMOTORLoading...