Inicio / Industria / La tecnología de inyección de agua de Bosch reduce el consumo hasta el 13 %

La tecnología de inyección de agua de Bosch reduce el consumo hasta el 13 %

El consumo de combustible de un motor de gasolina cuando se acelera bruscamente o se circula por autovía se puede rebajar hasta un 13 % con la tecnología de inyección de agua de la multinacional de componentes para el automóvil Bosch

Imagen de cómo funciona la inyección por agua
Imagen de cómo funciona la inyección por agua. Foto Bosch

Para el resto de situaciones podría llegar al 4 %, según el futuro test de consumo Wolrdwide Light vehicles Test Procedures (WLTC).

A altas velocidades parte de la gasolina se utiliza para la refrigeración en vez de para la propulsión, lo que puede suponer un derroche de hasta una quinta parte del combustible, asegura la fuente.

Esto no tiene por qué ser así con la inyección de agua, que además de reducir el gasto de gasolina también puede aumentar la potencia para cualquier motor turboalimentado, afirma Bosch.

Para evitar que los motores se sobrecalienten se inyecta combustible adicional que se evapora, lo que refrigera partes del bloque motor. Esto sucede en casi todos los propulsores de gasolina.

Con la inyección de agua, los ingenieros de Bosch han llevado al límite ese principio físico de que nunca un propulsor se sobrecaliente.

Infografía del sistema de inyección de agua en un vehículo
Infografía del sistema de inyección de agua en un vehículo. Foto Bosch

Así, justo antes de que el combustible se inflame, una fina película de agua es inyectada en el colector de admisión. El elevado calor producido durante el proceso de vaporización del agua significa que se ha producido una refrigeración eficaz.

Esta es, también, la razón por la que sólo es necesario un pequeño volumen adicional de agua: por cada cien kilómetros recorridos sólo son necesarios unos pocos decilitros.

El depósito compacto de agua destilada que suministra este sistema de inyección sólo tendría que ser rellenado cada 3.000 kilómetros.

En el caso de que el depósito funcionara en vacío, sin agua destilada, Bosch indica que no habría nada de qué preocuparse, ya que el motor seguiría funcionando sin problemas, aunque se perderían las ventajas asociadas a la inyección de agua: un par más elevado y un menor consumo.

El deportivo BMW M4 GTS es el primer vehículo de serie que equipa el sistema de inyección de agua de Bosch en su motor de seis cilindros con turbocompresor.

El fabricante explica que no solo puede instalarse en motores potentes, también tiene cabida en los modernos propulsores de tres y cuatro cilindros.

El presidente del área empresarial Mobility Solutions de Bosch y miembro del Consejo de Administración de Robert Bosch, Rolf Bulander, destaca al respecto que “con nuestra inyección de agua se demuestra que el motor de combustión todavía guarda algunos ases bajo la manga“.

EFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOR (No Ratings Yet)
EFEMOTORLoading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies