Inicio / Seguridad Vial / Los conductores españoles desconfían del coche autónomo

Los conductores españoles desconfían del coche autónomo

Siete de cada diez conductores (el 77,4 %) preferirían conducir ellos mismos antes que dejarse llevarse llevar por un coche autónomo y casi nueve de cada diez (87,1 %) no se plantea comprar un vehículo que equipe este tipo de tecnología.

Interior de un Land Rover utilizado en proyecto de conducción autónoma
Interior de un Land Rover utilizado en proyecto de conducción autónoma

Estos son los resultados más destacados de un estudio que se ha dado a conocer hoy de la Universidad de Valencia en colaboración con la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) y el Instituto Universitario de Investigación en Tráfico y Seguridad Vial de la Universidad de Valencia (Intras).

El estudio tenía como objeto conocer la opinión de la sociedad con respecto al vehículo autónomo, para lo que han encuestado a 1.205 conductores españoles.

Hombres y mujeres frente al coche autónomo

Según el informe, sólo el 12,9 % ha considerado comprarse un coche autónomo, de los que los hombres son más favorables (un 16 %) frente a las mujeres (un 9,1 %).

De hecho,  entre todos los datos, destaca, según el catedrático de Seguridad Vial de la Universidad de Valencia y Presidente de la Fundación Española para la Seguridad Vial, Luis Montoro González, la preferencia de compra y de conducción manual frente a la autónoma y la diferencia de percepción “tan brutal” que existe entre los hombres y las mujeres.

Entre las razones “más claras” para preferir ponerse al volante los encuestados han apuntado el placer de conducir (el 57,9 %) y la sensación de seguridad (56,1 %).

En una escala de valoración del 1 (nada) al 5 (mucho), entre los inconvenientes los conductores citan el que será muy caro de comprar y mantener (3,88) o que el conductor dejará de estar atento al tráfico (3,67).

Por el contrario, entre las ventajas enumeran que reducirá el consumo de combustible y mejorará el medioambiente (3,46) y que el conductor podrá utilizar su tiempo a otras actividades (3,38).

coche autónomo
Hyundai Nexo, que ofrece un nivel de autonomía nivel 4

Las mayores preocupaciones, según el estudio, son que el sistema puede ser controlado por una tercera persona (3,82), el no saber quién es el responsable en caso de accidente (3,82), el hecho de dejar tomar las decisiones al sistema (3,79), que los datos puedan ser compartidos (3,58) y el desconocimiento y complejidad de la tecnología que incorporan estos vehículos.

Para los peatones su máxima inquietud es quién será el responsable en caso de atropello (3,82 sobre 5).

El 36 % de los encuestados estima que los vehículos autónomos llegarán a nuestras carreteras en un plazo de entre cuatro y ocho años; el 27,8 % entre 2026 y 2030; y otro 22,2 % lo retrasa hasta 2031.

Convivencia entre coche autónomo y convencional

El 43,4 % de los conductores piensa además que el vehículo convencional será el mayoritario, al contrario que el 23,7 %, que cree que lo será el coche autónomo. En un punto intermedio se sitúa el 32,9 % de los encuestados, que opinan que ambas modalidades tendrán una presencia parecida.

Otro dato del estudio relevante es que el 18,9 % de los conductores españoles creen que en caso de accidente la responsabilidad será exclusivamente del conductor, mientras que el 33,9 % lo atribuye al fabricante y el 47,2 % a ambos.

No obstante, la mitad de ellos confía en que el coche autónomo “bastante o muy útil”, frente al 30,2 % que opina lo contrario.

Formación en conducción de coche autónomo

Actualmente, ha explicado Montoro durante la presentación del estudio, nos encontramos en un nivel 3 de conducción autónoma, ya que los vehículos ya cuentan con varias ayudas a la conducción como los sistemas de frenada o el aparcamiento automático, entre otras, pero antes de alcanzar el nivel máximo (el 5) hay que solucionar problemas en al área de la tecnología, de la legalidad, de la ética y de las preferencias personales.

De hecho, según los datos del estudio, el 18,9 % de los conductores españoles creen que en caso de accidente la responsabilidad será exclusivamente del conductor, mientras que un tercio (33,9 %) lo atribuye al fabricante y un 47,2 % considera que la culpa será de ambos.

Montoro y el presidente de la junta directiva de la CNAE, José Miguel Báez Calvo, han coincidido en hacer hincapié en la importancia de la formación ante la llegada de este tipo de vehículos.

Báez Calvo ha criticado que en España la legislación no permita utilizar ninguna ayuda a la hora de examinarse para obtener el carné de conducir, ya que si los vehículos ya incorporan estos sistemas, hay que enseñárselos a los alumnos.

En ese sentido, ha recordado que están trabajando con la patronal de fabricantes Anfac para presentar una serie de medidas a la Dirección General de Tráfico (DGT) para adaptar las pruebas ante la llegada de estas nuevas tecnologías.

También se ha mostrado convencido de que aunque se desarrolle el coche autónomo “siempre va a haber a bordo un responsable”, tanto en el futuro próximo como a largo plazo, quien además de saber conducir tendrá que conocer las nuevas tecnologías.

EFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOR (No Ratings Yet)
EFEMOTORLoading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies