Inicio / Novedades / Care by Volvo, la nueva línea de negocio que asegura la rentabilidad de la red de Volvo

Care by Volvo, la nueva línea de negocio que asegura la rentabilidad de la red de Volvo

Care by Volvo, la nueva línea de negocio que el fabricante sueco de automóviles acaba de lanzar en 8 países (entre ellos España), garantizará la rentabilidad de los concesionarios de la marca, ha asegurado su presidente y consejero delegado, Hakan Samuelsson.

http://www.corusconsulting.com/
Imagen de la campaña de Volvo by Care

En un encuentro con la prensa con motivo de la salida desde Alicante de la prueba náutica Volvo Ocean Race, el presidente ha recordado que esta nueva forma de disfrutar de un Volvo (Care by Volvo) se ha puesto en marcha con el recién llegado SUV compacto XC40, del que esperan vender en su primer año natural 100.000 unidades en todo el mundo (3.600 en España, aunque la filial quiere que la marca le adjudique 5.000 unidades).

Care by Volvo -que estará disponible inicialmente en Suecia, Reino Unido, Alemania, España, Italia, Noruega, Polonia y Estados Unidos- es un servicio de “suscripción premium” que se diferencia de una oferta de renting en que, por una cuota (de 699 euros al mes sin entrada ni otros gastos), se conduce un XC40 durante dos años con un paquete de servicios.

Éstos están englobados en “Cuidamos de ti (asistencia telefónica 24 horas los 365 días del año, duplicado y renovación del carné de conducir, traslado del vehículo al taller o la ITV, servicio de farmacia a domicilio 24, teleasistencia y control 24 horas en tu domicilio)” y “Cuidamos de tu coche: asistencia, servicio de mantenimiento, impuesto de matriculación y circulación, neumáticos, vehículo de cortesía o gestión de multas”.

Care by Volvo mejora la rentabilidad del concesionario a partir del tercer año

En declaraciones posteriores a los medios, el consejero delegado de Volvo Car España, José María Galofré, ha asegurado que Care by Volvo durante los dos primeros años no tiene un impacto económico en la rentabilidad del concesionario, ya que, por ejemplo, al no tratarse de una compra no tiene que hacer un descuento, mientras que se garantiza el mantenimiento del vehículo durante ese tiempo.

“Con este sistema la rentabilidad del concesionario se mantiene y a partir del tercer año crece” porque se produce una renovación de la suscripción y además la instalación recibe un coche de ocasión como nuevo, ha afirmado.

La rentabilidad sobre facturación de los concesionarios de la red española de Volvo durante 2016 fue del 2,08 % y la previsión para 2017 es que se sitúe en el entorno del 2,2 %, ha recordado.

Al respecto, el senior advisor de Volvo Car, el español Germán López Madrid, ha resaltado que la prestación de servicios al cliente (que representará el 30 % de la facturación), junto con las ventas y la movilidad, serán el futuro de los concesionarios.

Preguntado porqué no han elegido el SUV grande XC90 para poner en marcha Care by Volvo, Galofré ha señalado que este vehículo está más dirigido a flotas de empresas, en vez del XC40, cuyo principal canal de ventas es el de particulares.

Nueva generación del Volvo XC90 (Dinámica tres cuartos delantero)
Nueva generación del Volvo XC90 (Dinámica tres cuartos delantero). Foto Volvo

Care by Volvo es muy atractivo para las nuevas generaciones

Para Samuelsson Care by Volvo es un servicio “muy atractivo para las nuevas generaciones” en las que ha cambiado el sentido de propiedad de un coche.

Por su parte, el nuevo responsable global de comunicación de la marca, David Ibison, ha repasado el pasado y el futuro de Volvo, una marca de la que ha dicho que ha pasado en siete años de tener que solicitar préstamos bancarios para sobrevivir -solo se los daban los bancos chinos- a una madurez en el perfil de crédito, que le ha supuesto “dejar de ser un riesgo y convertirse en una inversión“.

Volvo quiere acabar 2017 con un crecimiento del 8 % de la rentabilidad sobre la facturación.

En 2016, el beneficio operativo de Volvo Cars fue de 1.140 millones de euros ( el 66,6 % más que en 2015, en el que ascendió a 6.600 millones de euros) y sus ventas registraron un récord de 534.332 unidades.

De la fábrica de Volvo en Carolina del Sur (EEUU), que en otoño de 2018 se encargará de la nueva generación del S60 y en 2021 de la del XC90, Hakan Samuelsson ha asegurado que no hay diferencias de costes, incluidos los logísticos, respecto a producir en México.

Samuelsson también ha descartado la ampliación de la gama de Volvo con un vehículo urbano y ha concluido que la marca sueca, al contrario que otras alemanas, no renuncia a seguir siendo un constructor de coches para convertirse en un proveedor de servicios.

Volvo Car asegura que no están obsesionados con Tesla

Hakan Samuelsson ha asegurado que la marca estadounidense Tesla no le “obsesiona”, aunque ha afirmado que es una “buena idea”, ya que se trata de una empresa que hace vehículos eléctricos de altas prestaciones.

Sin embargo, ha precisado que el modelo de negocio de Tesla “no es un ejemplo a seguir”, porque hasta ahora la empresa no ha ganado dinero con sus vehículos.

Volvo Cars y su propietaria, el consorcio chino Geely, van a invertir 640 millones en el desarrollo de Polestar, filial y marca independiente de vehículos eléctricos del fabricante sueco.

Polestar ha presentado la pasada semana su primer modelo, el híbrido enchufable Polestar 1, un coupé 2+2 de 600 CV y con una autonomía en modo eléctrico de 150 kilómetros.

Para Volvo, China es el principal motor de la electrificación de la industria automovilística en todo el mundo, razón por la que Polestar “liderará el desarrollo de nuevas tecnologías y reforzará el liderazgo de Volvo Cars en dicho campo y en el de la conectividad”.

El Polestar 1 entrará en producción a mediados de 2019 en la nueva fábrica china de Chengdu, de la que también ese año saldrá un vehículo más pequeño, el Polestar 2, al que la marca considera un competidor del nuevo Tesla Model 3.

Operación de carga del S90
Operación de carga del S90 en el tren que cubre la Ruta de la Seda. Foto Volvo

La instalación de Chengdu, según Volvo Car, reducirá “radicalmente” el tiempo de comercialización de los vehículos, lo que proporcionará a Polestar una “ventaja estratégica” frente a sus competidores.

Al respecto, Samuelsson se ha referido al uso del tranvía transiberiano de la Nueva Ruta de la Seda que emplean para exportar desde China la producción de su berlina grande S90 a Europa.

Según ha explicado, con este ferrocarril reducen el tiempo de entrega en unos 22 días y las emisiones en un 30 % en comparación con otros medios de transporte.

Dentro de su objetivo de contribuir a que el medioambiente sea sostenible, Volvo Car, tal y como recordó Samuelsson, ha decidido que a partir de 2019 todos sus nuevos vehículos serán electrificados, es decir contarán con un motor eléctrico, ya sea único o que sirva como asistencia a un propulsor de gasolina (podrán ser vehículos híbridos o híbridos enchufables).

 

EFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOR (No Ratings Yet)
EFEMOTORLoading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies