Inicio / Novedades / Acuerdo histórico en la cumbre del COP21 de París contra el cambio climático

Acuerdo histórico en la cumbre del COP21 de París contra el cambio climático

La cumbre del clima de París (COP21) ha aprobado hoy el primer acuerdo universal de lucha contra el cambio climático, en el que cerca de 200 países, tanto desarrollados como en desarrollo, se comprometen de manera histórica a transitar de manera conjunta hacia una economía baja en carbono.

John Kerry, secretario de Estados de EEUU, en la cumbre COP21
John Kerry, secretario de Estados de EEUU, en la cumbre COP21. Foto EFE

A las 19.26 hora local (18.26 GMT) del sábado, el presidente de la COP21, Laurent Fabius, dio el esperado martillazo del consenso en el plenario de la cumbre y dijo “Acabamos de hacer una cosa grande”, en medio de los aplausos y abrazos de los presentes.

El presidente francés, François Hollande, se incorporó nada más aprobarse el acuerdo y se fundió en un fuerte abrazo con el secretario de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, mientras al secretario de Estado estadounidense, John Kerry, se le caían lágrimas de emoción.

Para lograr el acuerdo que marca el inicio de un nuevo modelo de desarrollo han hecho falta veintiún años de cumbres del clima y doce meses de los más intensos esfuerzos diplomáticos que se hayan hecho en la historia.

“Este es el acuerdo más complejo que se ha negociado nunca”, han reconocido los secretarios tanto de Naciones Unidas como de la convención de cambio climático de la ONU, Christiana Figueres.

El acuerdo que se acaba de aprobar tiene como objetivo “mantener la temperatura media mundial muy por debajo de dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales”, aunque los países se comprometen a llevar a cabo “todos los esfuerzos necesarios” para que no rebase los 1,5 grados y evitar así “los impactos más catastróficos del cambio climático”.

Para lograr ese objetivo, recoge compromisos nacionales de lucha contra el cambio climático de cada una de las 196 partes del acuerdo y obliga a los países tanto a rendir cuentas de su cumplimiento como a renovar sus contribuciones al alza cada cinco años.

Laurent Fabius, presidente del COP21, declara la aprobación del acuerdo contra el cambio climático
Laurent Fabius, presidente del COP21, declara la aprobación del acuerdo contra el cambio climático
Laurent Fabius, presidente de la COP21, y Ban.Ki moon, secretario general de la ONU, en el COP21
Laurent Fabius, presidente de la COP21, y Ban.Ki moon, secretario general de la ONU, en el COP21. Foto EFE

 

Acuerdo de París fija mecanismos vinculantes para lograr el límite de 2 grados 

El acuerdo legal universal de lucha contra el cambio climático que los países prevén aprobar hoy en París desarrolla todo un paquete de medidas vinculantes a largo plazo para lograr un fin: que la temperatura del planeta no aumente más de 2 grados a finales de siglo respecto a los niveles preindustriales.

No obstante, los países aluden al límite de los 1,5 grados centígrados como el aumento de temperatura que no convendría superar para que los impactos del calentamiento no sean catastróficos, según el texto que acaba de ser publicado por Naciones Unidas y que está previsto aprobar en el plenario de la cumbre del clima (COP21).

El Acuerdo de París, que cuenta con 11 páginas y una “Decisión” que lo desarrolla en otras 20, es jurídicamente vinculante, aunque no su totalidad: no lo son los objetivos nacionales de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que presentan los países, como pretendían China, Estados Unidos o la India.

John Kerry, secretario de Estados de EEUU, en la cumbre COP21
John Kerry, secretario de Estados de EEUU, en la cumbre COP21. Foto EFE

El pacto entrará en vigor en 2020 y con él las 186 contribuciones nacionales de lucha contra el cambio climático presentadas.

Cada cinco años los países deberán revisar sus contribuciones por un mecanismo de “reporte y rendición de cuentas transparente”, con la idea de ir renovando sus promesas nacionales al alza para lograr el objetivo propuesto de que la temperatura no aumente más de dos grados, y los nuevos compromisos nunca podrán ser menos ambiciosos que los anteriores.

Los países se proponen que las emisiones toquen techo “tan pronto como sea posible”, reconociendo que esta tarea llevará más tiempo para los países en desarrollo, y que se efectúen reducciones rápidas a partir de ese momento para encontrar “un equilibrio entre las emisiones provocadas por la acción del hombre y lo que puede absorber la atmósfera” en la segunda mitad de siglo.

De este párrafo, que hace referencia a los objetivos de mitigación a largo plazo, desapareció primero una meta de reducción para 2050, después la descarbonización y finalmente la referencia a la “neutralidad” de emisiones que debía alcanzarse en la segunda mitad del siglo.

Incineración de barriles de petróleo
Incineración de barriles de petróleo. Foto EFE

Lo que vienen a decir los nuevos objetivos a largo plazo del Acuerdo de París es que se podrá seguir emitiendo gases de efecto invernadero siempre que estos puedan ser capturados y almacenados geológicamente, además de por el efecto “sumidero” que poseen los sistemas naturales.

El texto, de hecho, hace un reconocimiento a los bosques como sumidero y a la obligatoriedad de preservarlos, con la ayuda internacional que ello requiera.

El acuerdo también recoge las necesidades de financiación de la adaptación, un mecanismo de pérdidas y daños por el cambio climático, y la acción climática antes de 2020, todo ello “en base a las capacidades de cada uno”.

Y fija como suelo para la financiación climática un mínimo de 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020.

Aborda asimismo la noción de “justicia climática”, y en cada aspecto está reflejada la diferenciación entre países a la luz de las circunstancias nacionales.

Refinería de petróleo
Refinería de petróleo. Foto EFE

Empieza cuenta atrás de combustibles fósiles, según ONG ecologistas españolas

Las cinco grandes organizaciones ecologistas españolas consideraron hoy que el acuerdo de lucha contra el calentamiento adoptado en la cumbre del clima (COP21) de París supone que “la cuenta atrás para los combustibles fósiles ha comenzado”.

David Howell, portavoz de cambio climático de la ONG española SEO/BirdLife, hizo estas afirmaciones y dijo que “la comunidad internacional y los mercados están recibiendo desde París un mensaje claro: este es el principio del fin de los combustibles fósiles”.

Ahora, añadió Howell, “es el momento de que el nuevo Gobierno que salga de las elecciones generales ejerza su liderazgo con responsabilidad para que España no se convierta en el desierto de Europa” en materia de lucha contra el calentamiento.

Para Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España, el texto adoptado “contiene aspectos muy relevantes, pero otros vitales han quedado fuera en aras del consenso y tendremos que trabajar muy duro en el futuro para hacerlos realidad”.

Operarios manipulan barriles de petróleo
Operarios manipulan barriles de petróleo. Foto EFE

Del Olmo opinó que países como España, “que sigue quemando carbón y apoyando las prospecciones de petróleo y gas, tienen una gran responsabilidad”, por lo que WWF solicita al futuro Gobierno “que se comprometa de verdad con un modelo renovable 100 % y a terminar con el apoyo a las energías contaminantes”.

La portavoz de cambio climático de Greenpeace España, Tatiana Nuño, destacó “como aspecto más positivo del acuerdo, el mandato de limitar el aumento de temperatura en 1,5 ºC y la nueva meta de emisiones cero” a lo largo de la segunda mitad de siglo.

Depósito de fuel
Depósito de fuel. Foto EFE

Aun así, Nuño lamentó que “los objetivos nacionales de emisiones propuestos por los países no son suficientes para lograr los objetivos marcados” de mantener la temperatura del planeta muy por debajo de la subida de dos grados.

Para Ecologistas en Acción, el acuerdo alcanzado es “decepcionante e insuficiente, al carecer de herramientas necesarias para luchar con eficacia” contra el calentamiento.

“Se ha perdido una oportunidad de reforzar e internacionalizar un cambio de modelo basado en las renovables que mantenga bajo tierra el 80 % de los recursos fósiles”, señaló la organización en un comunicado.

En la misma línea, Alejandro González, coordinador de Amigos de la Tierra, criticó que el acuerdo adoptado “es una farsa”, ya que ha quedado “desvirtuado” por los intereses de los países que promueven los combustibles fósiles.

Laurent Fabius saluda tras anunciar el Acuerdo de París sobre el cambio climático
Laurent Fabius saluda tras anunciar el Acuerdo de París sobre el cambio climático. Foto EFE

 

Las claves del acuerdo de París 

1. Objetivo: Mantener la temperatura media mundial “muy por debajo” de dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales, aunque los países se comprometen a llevar a cabo “todos los esfuerzos necesarios” para que no rebase los 1,5 grados y evitar así “los impactos más catastróficos del cambio climático”.

2. Forma legal: El acuerdo adoptado es legalmente vinculante pero no la decisión que lo acompaña ni los objetivos nacionales de reducción de emisiones. No obstante, el mecanismo de revisión de los compromisos de cada país sí es jurídicamente vinculante para tratar así de garantizar el cumplimiento.

3. Reducción de emisiones: 187 países de los 195 que forman parte de la Convención de cambio climático de la ONU han entregado compromisos nacionales de lucha contra el cambio climático que entrarán en vigor en 2020 y se revisarán al alza cada cinco años. Los países que no lo han hecho deberán presentarlos para poder formar parte del acuerdo.

Cada Estado se compromete a tomar las medidas necesarias para cumplir lo que dice en su contribución, y los que quieran podrán usar mecanismos de mercado (compraventa de emisiones) para cumplir sus objetivos.

4. Revisión: Los países revisarán sus compromisos al alza cada cinco años, con la idea de ir aumentando la ambición con el tiempo para asegurar que se alcanza el objetivo de mantener la temperatura “muy por debajo” de dos grados.

5. Cumplimiento: No habrá sanciones, pero habrá un mecanismo transparente de seguimiento del cumplimiento para tratar de garantizar que todo el mundo hace lo prometido, y que advierta antes de que expiren los plazos si los países van o no por la senda del cumplimiento.

6. Meta a largo plazo: Las naciones se proponen que las emisiones toquen techo “tan pronto como sea posible”, reconociendo que esta tarea llevará más tiempo para los países en desarrollo, y que se efectúen reducciones rápidas a partir de ese momento.

Además, los países se comprometen a lograr “un equilibrio entre los gases emitidos y los que pueden ser absorbidos” en la segunda mitad de siglo, lo que viene a suponer cero emisiones netas, o dicho de otro modo: no se pueden lanzar más gases que los que el planeta pueda absorber por sus mecanismos naturales o por técnicas de captura y almacenamiento geológico.

7. Financiación: El acuerdo dice que los países desarrollados “deben” contribuir a financiar la mitigación y la adaptación en los Estados en desarrollo, y anima a otros países que estén en condiciones económicas de hacerlo a que también aporten voluntariamente.

La intención de financiar debe ser comunicada dos años antes de transferir los fondos, de manera que los países en desarrollo puedan hacerse una idea de con qué montos cuentan.

Las naciones ricas deberán movilizar un mínimo de 100.000 millones anualmente desde 2020 para apoyar la mitigación y adaptación al cambio climático en los países en desarrollo, así como revisar al alza esa cantidad antes de 2025.

8. Pérdidas y daños: El texto reconoce la necesidad de poner en marcha el “Mecanismo de Pérdidas y Daños” asociados a los efectos más adversos del cambio climático, pero no detalla ninguna herramienta financiera para abordarlo.

9. Adopción: Tendrá lugar en una ceremonia de alto nivel en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, el 22 de abril de 2016.

10. Entrada en vigor: El nuevo acuerdo entrará en vigor cuando al menos 55 partes, que sumen en total el 55% de las emisiones globales lo hayan ratificado.

 

EFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOR (No Ratings Yet)
EFEMOTORLoading...