Inicio / Industria / Abarth pone en marcha un servicio de restauración de los modelos históricos

Abarth pone en marcha un servicio de restauración de los modelos históricos

Abarth, la firma del Escorpión propiedad de Fiat, ha puesto en marcha un servicio de restauración de los modelos históricos de la marca al que ha denominado Abarth Classiche.

Fiat Abarth 131 Rally, 1976. Foto Abarth Classiche
Fiat Abarth 131 Rally, 1976. Foto Abarth Classiche

Este ambicioso proyecto ha comenzado el pasado 18 de noviembre con la apertura de un espacio de 900 metros cuadrados dedicado a la restauración en los talleres de Abarth en la localidad de Mirafiori, en Turín, Italia.

El objetivo es hacer “restauraciones meticulosas y fieles” gracias a la documentación que recientemente ha sido catalogada y digitalizada, y que incluye dibujos técnicos, indispensables para mantener la conformidad con el original y obtener la certificación de autenticidad de los componentes mecánicos (motor, cambio, escape y suspensiones).

Para ello Abarth se ha valido de los consejos y experiencia en este campo del ASI y FIVA para definir su procedimiento de certificación.

Abarth Classiche recompondrá todos los vehículos del Escorpión tanto de carretera como de competición, incluidos los de la marca Lancia que hayan competido tras el desarrollo y transformación realizados por los técnicos Abarth.

Fiat Abarth 131 Rally, 1976. Foto Abarth Classiche
Fiat Abarth 1000 TCR 1970. Foto Abarth Classiche

Por tanto, se incluyen en esta lista todos los vehículos producidos desde los años cincuenta: los Cisitalia 204, el Abarth “1500” sobre la base del Fiat 1400, los prototipos carrozados por Ghia, el Abarth “2000” sobre la base del Alfa Romeo 1900 Sprint y también los populares Fiat 600 y 750 derivación Abarth, el 500 derivación Abarth y los 750 carrozados por Zagato, los famosos “dos jorobas”.

En cuanto a los años sesenta, destacan los 850 y 1000 TC, los pequeños 595 y 695 también en las variantes “SS” y “Assetto Corsa“, los 750 Zagato “Record Monza” y los grandes 2200 y 2400.

También están los deportivos  “1000 Bialbero“, los Abarth-Simca “1600 GT” y “2000 GT“, los Fiat Abarth 2300 S Coupè, los 850 OT y 1000 OT, incluido el “monstruoso” OT 1600. A la lista deben añadirse los OT 2000, el OT 1300 “Periscopio“, los “2000 Monoposto Record“, los OT 1000 Coupè, y los 1000 OTS .

De los años sesenta destacan el Fiat 124, el Fiat 131, los Autobianchi A112 transformados por Abarth, de 58 y 70 CV, y los increíbles 3000 Prototipo, monoplazas y biplazas que compitieron y ganaron muchísimas carreras.

Abarth Classiche. Foto Abarth
Abarth Classiche. Foto Abarth 

Pero la historia del Escorpión no se detiene ahí y también podrán ser restaurados los Lancia Rally (037), Delta S4 y todas las versiones 4×4 del Delta, además de los modelos utilizados en los trofeos monomarca Fiat: Uno 70S, Uno Turbo de inyección electrónica, Fiat Cinquecento 900 y Sporting Kit.

A partir de ahora todos los modelos citados pueden recuperar su originalidad gracias a las Officine Abarth Classiche, que entregarán a los clientes un dossier con toda la información relativa a los vehículos restaurados o reparados.

Para ello, la marca ha prestado una “atención especial” a los detalles, con maquinaria capaz de reconstruir los componentes que no pueden encontrarse en el mercado, de acuerdo a los diseños originales.

Además, para proporcionar al cliente una documentación completa de los trabajos realizados se toman fotografías de cada fase de la restauración.

Fiat Abarth 131 Rally, 1976. Foto Abarth Classiche
Fiat Abarth 131 Rally, 1976. Foto Abarth Classiche

Los clientes que no pueden llevar sus vehículos podrán solicitar un servicio de transporte específico. Un operario especializado lo recogerá directamente donde se le indique y lo llevará a las Officine Abarth Classiche.

Mediante una diagnosis preliminar se establece la fecha exacta del modelo y se identifican las intervenciones a realizar en el automóvil. Se emite un presupuesto general y se procede a la restauración siguiendo un proceso de nueve fases, que incluyen desde la investigación histórica hasta la devolución del vehículo.

Además, la marca mantiene constantemente informado al cliente sobre el progreso de las operaciones, a cuyo término el vehículo recibe una certificación con un dossier “muy completo” que contiene todos los componentes del modelo y los detalles de la restauración.

La historia de la marca se ha previsto narrar en un libro de tres volúmenes escrito por Sergio Seccatore y titulado “Abarth: the Scorpion’s tale“, editado por el Registro Fiat Italiano.

 

EFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOREFEMOTOR (No Ratings Yet)
EFEMOTORLoading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies